Bien ejecutada, la IA en logística permite reducir costos, hacer más eficiente el almacenamiento y mejorar la seguridad en las instalaciones, dicen los expertos.

La Worldwide Artificial Intelligence Spending Guide de la International Data Corporation (IDC) apuntaba que, entre 2019 y 2023, la inversión en esta tecnología crecería más de 250%, pasando de 37.5 mil millones de dólares (MMD) a 97.7 MMD en 2023.

Sin embargo, las compañías del país no parecen tener el mismo interés que sus contrapartes regionales e internacionales en IA. Un reporte de 2020 publicado por Salesforce apunta que, a escala global, el 95% de las empresas (en general, no solo del sector logística) ya tenían establecidos sistemas de Machine Learning e Inteligencia Artificial, o bien pensaban desarrollarlos en menos de dos años.

La industria de logística, además, parece estar menos interesada que el promedio en la adopción de esta tecnología. Un análisis liberado por Blue Yonder apunta que, a escala internacional, solo el 42% de las compañías de logística tienen planes concretos de inversión en IA y Machine Learning en los próximos años.

Con esta base global para el sector logística, y las cifras que existen en promedio para la economía como un todo, se esperaría que solo una fracción reducida de las compañías mexicanas en este segmento estuviera activamente interesada en IA.

Algunas de las implementaciones que se están viendo en el país, afirma Yáñez Cifuentes, son la gestión integral de la cadena suministro (desde el momento de compra hasta la entrega al cliente final) y la capacidad de aprendizaje automático, mediante el procesamiento de datos.

Además, la incorporación de profesionales más jóvenes a las áreas de trabajo también está impulsando la adopción de procesos automáticos en el sector logística y las cadenas de suministro.

A eso se debe sumar que, con datos de Statista, es justamente el sector logístico el que está capturando más inversiones de capital de riesgo en América Latina, solo por detrás de las fintech. Algo que demuestra, de nuevo, un interés en el sector que impactaría al mundo de los negocios mexicano.

En el futuro, sin embargo, también existen retos importantes. El desafío más importante para la inversión en IA dentro de las empresas de logística en México apunta Yáñez Cifuentes, es “la integración de tecnologías y procesos”.